El rescate de la Plaza

Junio 01, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La Plaza de Cayzedo es hoy el reflejo de décadas de abandono y de soluciones temporales, muchas de ellas tomadas a la ligera, que se han quedado apenas en buenas intenciones.Como ha sucedido con la mayor parte del centro de Cali, a la plaza mayor de la ciudad no se le ha dado la relevancia que tiene, mientras gobierno tras gobierno la han dejado a su suerte.Poco parece importar que la Plaza haga parte de la historia como el punto central a partir del cual se desarrolló la ciudad y sea uno de sus símbolos más representativos.Todas ellas son razones suficientes para que se le hubiera cuidado y protegido de todos los males que la han acechado, muchos de los cuales hoy están enquistados en sus adoquines o en las 123 palmas de diversas clases que la enmarcan, en su mayoría centenarias, que también luchan por sobrevivir.Para devolverle su majestad y la importancia que tiene, la Plaza de Cayzedo necesita más que de la creación de comités interinstitucionales, de acciones esporádicas para limpiarla o de decisiones como mover sus bancas para evitar que en ellas se sienten mendigos y prostitutas.SI bien pueden ser ideas positivas, sus resultados serán mínimos mientras las autoridades locales no cumplan con su obligación de rescatar el centro histórico de Cali y proteger con decisión su plaza principal.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad