El puente sigue quebrado

Junio 23, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El puente El Piñal es la demostración de cómo los intereses de Buenaventura son manejados desde Bogotá sin el compromiso que corresponde y sin entender sus prioridades.Han pasado 10 años desde que la guerrilla dinamitó el puente que comunica a la isla de Cascajal con la zona continental, única vía para movilizar la carga del puerto y para el transporte de pasajeros.Una década después, el puente sigue en precarias condiciones sin que haya sido posible una solución definitiva. Primero fue la demora en licitar las obras de reconstrucción. Ahora es el incumplimiento del contratista y sigue la discusión sobre la conveniencia de arreglarlo o construir uno nuevo.Es el tratamiento que desde el Ministerio del Transporte se le da a Buenaventura, con promesas que no se cumplen. La muestra de que a la par con el daño que causa el terrorismo, están la ineficiencia y la corrupción en contra de Buenaventura.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad