El populismo de Petro

Junio 15, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

En medio de un gobierno caracterizado por decisiones erráticas y por la crisis del gabinete que terminó en la renuncia de 12 secretarios, Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, desvía la atención mediante su insistencia en cancelar las corridas de toros.Según el mandatario, la Plaza de Santamaría se utilizaría para fines educativos y culturales, ante la negativa de la Corporación Taurina de eliminar la muerte del toro.Con esto lo que hace Petro es crear una cortina de humo para ocultar sus bandazos en la solución de los graves problemas que padece Bogotá como la movilidad y la inseguridad. Así, además de revivir un conflicto innecesario, pone en riesgo el ingreso de $1.000 millones que entran al fisco de la Capital por la fiesta brava. Parece que Petro está usando una fórmula ya patentada por algunos gobernantes que usan el populismo para tapar los problemas, sin importar las consecuencias que produzcan a sus electores.

VER COMENTARIOS
Columnistas