El oro de Figueroa

Agosto 10, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Esfuerzo, dedicación y una voluntad de acero. Esas fueron las cualidades en las que se cimentó el triunfo del pesista colombiano Óscar Figueroa, quien le dio al país el tercer oro olímpico de su historia.Y es que para conseguir la victoria en Río 2016, Figueroa debió superar antes la maratón de obstáculos que le trazó la vida.Desplazado por la violencia que azotaba a su natal Zaragoza, noreste de Antioquia, llegó a Cartago a los 9 años, donde se refugió en el deporte.En Atenas 2004 mostró el material del que estaba hecho al lograr el quinto lugar en su debut olímpico, aunque en Pekín 2008 una lesión de muñeca le apagó el sueño.Pero rendirse no era una opción. Se repuso de la mano del médico Jorge Felipe Ramírez y con temple y disciplina se colgó en Londres una medalla de plata y logró el récord olímpico.Nadie imaginaría que ocho meses antes de la cita orbital en Río se sometió a una cirugía de columna que dejó en duda su participación en ese certamen. Pero antepuso su orgullo y con tenacidad y arrojo le entregó al país la primera gran alegría en estos juegos.Hoy este caleño por adopción se convierte en ejemplo de superación y perseverancia.Que devolvió con creces el respaldo y la confianza que obtuvo de la dirigencia deportiva en Cali.La ciudad que lo acogió, como a muchos, con los brazos abiertos y le brindó las oportunidades.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad