El origen del mal

Febrero 09, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A la gente de Tumaco le ha tocado aprender a vivir en medio de la violencia que han sembrado las Farc, el narcotráfico y las bandas criminales.Pero sobre todo ha tenido que convivir con la pobreza, la falta de oportunidades y el abandono.El reciente atentado, que dejó una estela de muerte y rabia, ha llamado la atención de Colombia hacia el grave problema que sufre Tumaco.En los últimos años se han cerrado 549 empresas, que prefirieron irse para no sufrir por la extorsión, las amenazas y la inseguridad. Hoy el desempleo en Tumaco es del 80% y el pan de cada día son los robos de embarcaciones, de motores, de todo.Por eso, aunque es importante la presencia de 2.500 hombres más para custodiar a Tumaco, el asunto no se resuelve sólo con más policías y soldados, sino con acciones que solucionen los problemas, para que delinquir no sea más una opción valida.

VER COMENTARIOS
Columnistas