El ocaso de la OEA

Marzo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los problemas financieros de la Organización de Estados Americanos son una prueba más de su decadencia. La OEA es blanco de críticas por decisiones como la reforma a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que afectó la Relatoría para la Libertad de Expresión y las garantías a la libertad de prensa. A lo que se suma la decisión de Brasil de abstenerse de pagar sus cuotas como protesta a medidas que perjudican sus intereses. El resultado es que hoy la OEA no tiene ni siquiera con qué pagar la nómina, y ha recurrido a la venta o arrendamiento de sus inmuebles para sostener su enorme carga burocrática.Con la pobre imagen de la OEA y las limitaciones de su secretario, José Miguel Insulza, la institución podría tener sus días contados. Bien lo dijo el expresidente Alberto Lleras Camargo, su primer secretario general: “La OEA será lo que sus Estados miembros quieran que sea”.

VER COMENTARIOS
Columnistas