El mundo al revés

Diciembre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular a nivel mundial y un rápido canal de comunicación para sus 900 millones de usuarios.Por eso resulta absurdo que una juez del Estado de São Paulo, Brasil, se valiera de su soberanía para prohibir su uso por 48 horas porque la compañía se negó a entregar las conversaciones y datos personales de un supuesto narcotraficante.Aunque después de once horas de veto un magistrado anuló la decisión, ésta le hizo un daño a los 100 millones de usuarios que tiene WhatsApp en Brasil.Y además de causar indignación entre los afectados, la medida no produjo ningún efecto práctico en la investigación. Así como WhatsApp tiene herramientas para llegar a todo el mundo, la justicia brasileña debe hallar los canales adecuados para hacer sus investigaciones sin bloquear las comunicaciones.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad