El mal ejemplo

El mal ejemplo

Febrero 07, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Si algo conoce Gustavo Malo, el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, es cómo funciona esa entidad.

Por ello debería saber que en la causa que se le ha abierto para decidir si pierde la investidura por su presunta participación en el ‘Cartel de la Toga’, contará con todas las garantías para respetarle el debido proceso así como sus derechos.

Sin embargo, él ha preferido recurrir a las excusas para dilatar y mantener su cargo.

A la licencia no remunerada por tres meses y a otra más por problemas de salud que ya había solicitado, le sumó ahora otra incapacidad médica por 20 días.

Con ello logra demorar su presentación ante la Sala Plena de la Corte para asumir sus responsabilidades y aceptar las decisiones que tomen sus colegas.

Al magistrado Malo se le vincula con la red de corrupción que desviaba procesos de la Corte a cambio de dinero y que está siendo investigada por la Fiscalía y la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

A esas instancias es a las que deberá responder si se logra que acuda a la Corte Suprema y deje de usar los recursos legales para entorpecer el proceso e impedir que se haga la justicia que el país está esperando.

Lo que hace el magistrado Malo es un mal ejemplo para la sociedad, pues lo que está enseñando es la manera de evadir un posible veredicto en su contra, abusando de los recursos que le ofrece la legislación que el juró defender.

VER COMENTARIOS
Columnistas