El karma de Nicaragua

Noviembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Quince años, varias sentencias en las cuales se han desconocido sus derechos, y la pérdida de una porción importante del mar territorial en el Caribe, es lo que ha tenido que soportar Colombia a causa de las pretensiones de Nicaragua. Pero la película aún no acaba. Ayer, nuestro país debió acudir de nuevo a la Corte Internacional de Justicia en La Haya, a responder por una nueva acusación, según la cual, Colombia viola los Derechos del país centroamericano y lo amenaza con el uso de la Fuerza. A esa acusación debió responder el Gobierno, demostrando que las acciones de las autoridades colombianas actúan en defensa de nuestros nacionales y de la Reserva de Seaflower, amenazada por las malas prácticas de muchos pescadores nicaragüenses. Será pues otra confrontación, a la que no podemos escapar aunque nuestro país se haya retirado del tratado que le otorgó jurisdicción a ese Tribunal para resolver los conflictos internacionales que lo involucren.Es de esperar que ésta vez sí actúe apegado a los principios que rigen el Derecho Internacional y se abstenga de emitir otra de aquellas sentencias que reconocen la capacidad de lobby de Nicaragua, a costa de los derechos colombianos.Y que los argumentos sean lo suficientemente sólidos como para impedir que tengamos otro descalabro como el que debimos padecer en el 2012.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad