El fin de una epidemia

Enero 14, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Pocas epidemias han puesto al mundo en alerta máxima como sucedió con el virus del ébola detectado hace dos años en África.La gravedad de una enfermedad que se propaga con rapidez si no se controla a tiempo, obligó a cerrar las fronteras de Liberia, Sierra Leona, Guinea, Nigeria y Malí, los países afectados, y a ejercer un control estricto en los aeropuertos del mundo.El saldo de afectados no pudo ser peor: 11.315 muertos y 28.637 infectados, cifras oficiales que aún la Organización Mundial de la Salud, OMS, considera irrisorios frente a la realidad.Hoy, la OMS decretará el final de la epidemia luego de que el último caso fuera reportado hace 45 días en Liberia.Noticia positiva para una enfermedad que además del temor que generó y los conflictos sociales que provocó, también despertó la solidaridad mundial y volcó al mundo científico en la búsqueda de una cura efectiva que evite su reaparición en los próximos años.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad