El descaro

Octubre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los precios de la gasolina en Ecuador y Venezuela obligaron a que el Estado colombiano subsidie el combustible en los departamentos fronterizos.Pero es un hecho que buena parte de los camiones cisterna nunca llevan esos productos a su destino final.Es un secreto a voces, por ejemplo, que mucho del combustible cargado en la central de abastecimiento de Yumbo para ser transportado a Nariño o Putumayo, se queda en Cali.Eso es contrabando que genera una competencia desleal a los distribuidores locales y constituye un fraude de enormes proporciones que afecta las arcas municipales y nacionales.Los subsidios a la gasolina en las fronteras se crearon para responder a las diferencias de precios con Venezuela y Ecuador y no para incentivar un negocio ilegal que se realiza a los ojos de todo el mundo, incluidos los de las autoridades .

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad