El desarraigo

Abril 24, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A los 400 indígenas que llegaron a Buenaventura desplazados por la violencia en el Chocó hay que garantizarles una permanencia digna.Y ayudarlos para que regresen cuanto antes a sus resguardos ubicados sobre el litoral del río San Juan.Además de no estar en su lugar de origen, ya son cinco meses los que llevan viviendo en condiciones lamentables en un coliseo de la ciudad y expuestos a riesgos por la falta de agua, comida y salubridad.Una realidad que no puede ser indiferente para los gobiernos Nacional, Departamental, Municipal y las entidades encargadas de velar para que se cumpla el deseo de los indígenas de volver a su territorio.Por lo pronto, lo urgente es brindarles unas condiciones dignas, mientras se gestiona su retorno seguro a sus lugares de origen, acorde con sus tradiciones y con su estilo de vida.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad