El costo de la imprevisión

El costo de la imprevisión

Diciembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Ya van seis días del segundo corte del servicio de gas natural que sufre el suroccidente colombiano en menos de un mes, y la población afectada sigue esperando explicaciones del Gobierno Nacional. Es claro que el invierno y los deslizamientos que se presentan en las temporadas de lluvia se convirtieron en una amenaza para la tubería de conducción del gas, la única que hay para este lado de Colombia. Y que son altísimas las probabilidades de que Cali, el Valle y la región padezcan con frecuencia la suspensión en el suministro del gas mientras no se adopten medidas definitivas y el Gobierno continúe mostrando su impotencia para tomar decisiones. ¿De qué sirve que Colombia sea exportador de energía y combustibles cuando la cuarta parte de su población está hoy sin servicio y pagando las consecuencias de hechos que debieron ser previstos?Nada explica la indolencia de la Nación frente un problema que afecta los hogares, las industrias, y el transporte por tiempo indefinido.

VER COMENTARIOS
Columnistas