El agua de Buenaventura

Febrero 07, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A finales del año 2009, El País denunció que los buscadores de minas ilegales ya se movilizaban de Zaragoza en el río Dagua para invadir las riberas del Escalerete, situado en la reserva de San Cipriano y de donde se surte de agua potable a Buenaventura.Ahora, la CVC confirma los temores: según sus expertos, la turbiedad de ese río, que produjo la suspensión del líquido a la ciudad durante cinco días del mes de enero, fue causada precisamente por la maquinaria desplegada para buscar oro en el cauce del río Escalerete, famoso precisamente por la transparencia de sus aguas.Con lo cual hay que insistir en la necesidad de que las autoridades municipales y de Policía, así como el Gobierno Nacional, actúen con rapidez, retiren a los invasores y protejan el agua de Buenaventura.Cuando la desidia y la tolerancia con conductas que hacen daño a la comunidad, ya no es tiempo para discutir sobre la necesidad de proteger a quienes reciben su sustento de la minería ilegal.

VER COMENTARIOS
Columnistas