El abuso del fuero

Abril 29, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La conducta del exrepresentante a la Cámara Jaime Cervantes, a quien el Consejo de Estado le quitó la investidura en octubre del 2012 pero siguió gozando de los beneficios del Congreso, desacreditan la democracia en Colombia y minan la credibilidad de esa institución.Cervantes se aprovechó del fuero que le otorga la elección popular, y en vez de trabajar para quienes lo eligieron usó su cargo para lucro propio.Aunque el Alto Tribunal lo destituyó por participar en la aprobación de dos leyes relacionadas con el sector educativo que beneficiaron a su familia y en febrero fue condenado por parapolítica, el Congreso continuó consignándole los $20 millones mensuales de su sueldo.Al exrepresentante Cervantes hay que exigirle que devuelva el dinero que recibió, al que no tenía derecho, y que se investigue a la Cámara de Representantes por haberles pagado aun sabiendo que no tenía derecho.Y que luego no les pregunten a los colombianos por qué el Congreso es la institución en la que menos creen y confían.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad