El absurdo

El absurdo

Febrero 22, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Al presidente Donald Trump se le ocurrió que armar a los maestros es la mejor manera de evitar más masacres en las escuelas estadounidenses, como la ocurrida el 14 de febrero en la secundaria de Parkland, Florida, en la que murieron 17 personas.

Esa no es la fórmula que se esperaba para enfrentar un problema de terrorismo, que tiene su mayor impulso en la venta libre de armas amparada en el derecho a la defensa, tal como lo promulga la segunda enmienda de la constitución de los Estados Unidos.

Es esa posibilidad de adquirir sin restricciones desde pistolas hasta rifles de asalto o ametralladoras, la que ha llevado a perpetrar matanzas en lugares con mayor concentración de personas como los colegios, universidades, conciertos, centros comerciales o salas de cine.

Los profesores están para educar, sobre todo en la paz y en el respeto por el otro, no para cargar un arma.

Si la propuesta de Trump sigue adelante, en vez de dedicarse a enseñar, los maestros se mantendrán en constante tensión, porque ahora ellos serán los responsables de acabar con cualquier amenaza violenta en sus instituciones.

Solución absurda que deja sin atacar la raíz del problema, parece más encaminada a seguir defendiendo los intereses de organizaciones poderosas como la Asociación Nacional del Rifle e ignora de nuevo el clamor de la mayoría de los estadounidenses, en especial de los jóvenes que han sido víctimas o han visto morir a sus compañeros.

VER COMENTARIOS
Columnistas