Dictadura total

Agosto 09, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La represión desatada por el Gobierno de Turquía tras el fallido golpe de Estado de julio pasado es cada vez más avasallante.En tres semanas van 60.000 destituciones y miles de arrestos de jueces, empresarios, militares, funcionarios públicos, docentes y periodistas.Ahora, el presidente Recep Tayyip Erdogan salió el domingo en una multitudinaria manifestación de apoyo a promover la reinstauración de la pena de muerte, su carta para acabar de imponer el totalitarismo.Si bien era de esperar que tras el intento golpista Erdogan tomara medidas para garantizar el orden, nada justifica el abuso del poder y menos la posibilidad de castigar con el cadalso a sus opositores.Turquía suspendió en el 2004 la pena capital como requisito fundamental para ingresar en la Unión Europea. Es absurdo y retrogrado que el Gobierno de un país civilizado quiera gobernar bajo la Ley del Talión con el único propósito de silenciar la crítica o cobrar venganza contra cualquiera que considere enemigo.O que quiera sacar el mayor provecho del apoyo popular apelando a elementos tan volátiles como la religión y el llamado al nacionalismo. Abolir la pena de muerte es uno de los grandes avances de la civilización.Y Turquía no puede retroceder solo porque un dictador quiere consolidar un poder absoluto.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad