Derecho a la tranquilidad

Enero 27, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Desde hace años, los habitantes de Juanambú han reclamado para que sus derechos sean respetados y la tranquilidad regrese al barrio.Esos derechos los perdieron desde que en la zona empezaron a funcionar bares y discotecas bajo el disfraz de restaurantes.Por eso es justo el fallo en primera instancia a favor de una tutela que protege los derechos de salud de dos residentes del barrio afectados por el exceso de ruido.Y aunque la ampliación del horario de los establecimientos nocturnos en Cali busca promover el empleo y la rumba sana, por encima de ello debe estar el respeto a las reglas.De ahí que la solución no está en restringir la apertura de locales comerciales, sino en ejercer los controles pertinentes. Así se podrá evitar que la convivencia y la tranquilidad sigan siendo rotas por el abuso de las licencias y el ruido ilegal.

VER COMENTARIOS
Columnistas