Democracia a la italiana

Democracia a la italiana

Febrero 18, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

“Italia es un lugar tan anómalo que para ser primer ministro en lugar de ganar unas elecciones generales basta con ganar las elecciones primarias de un partido”.La descripción del diario ‘Corriere della Sera’ resume lo que ha vivido esa Nación en los últimos dos años: tres primeros ministros nombrados por el Presidente, ninguno de ellos elegido en las urnas.Desde que Silvio Berlusconi dimitió en el 2011, luego de sus escándalos de corrupción y líos de faldas, Italia sigue buscando esa cabeza que lo ayude a salir de la crisis económica y le brinde estabilidad.Nada extraño para ese país, que desde hace 69 años cuando se proclamó República Parlamentaria, ve caer gobiernos a la menor crisis.Con razón los italianos se mofan de su situación, a pesar de lo grave que resulta, y con sorna aseguran que, según la necesidad, tienen gobiernos “veraniegos”, “para las reformas”, “de amplias o cortas alianzas” o de “solidaridad nacional”.

VER COMENTARIOS
Columnistas