Decisión acertada

Junio 18, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La cabalgata, una de las tradiciones de la Feria de Cali, ha demostrado en los últimos años ser un evento incontrolable.De ahí que la Alcaldía y Corfecali decidieran cancelarla para este año, luego de cinco meses de análisis.Más allá de la determinación, el mensaje es que este espectáculo que en tiempo pasado convocaba a los caleños a mostrar su civismo y a exaltar la belleza de los caballos se convirtió en algo inmanejable que altera el orden público. Un evento que se desvirtuó de su propósito y en el que prima el consumo excesivo de alcohol, el maltrato a los animales, la indisciplina de los jinetes y espectadores y en desórdenes que ha dejado malos recuerdos.Por eso, lo importante ahora es que la ciudad piense en propuestas que congreguen a los caleños de manera pacífica, alegre y distinta al desorden en que terminó la cabalgata.

VER COMENTARIOS
Columnistas