De regreso a la vida

De regreso a la vida

Mayo 09, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Décadas de abandono, de muerte lenta, de suelos estériles, de socavones que hacían las veces de heridas abiertas, van quedando en el olvido para el Cerro de la Bandera.

Se le tuvo que declarar casi el acta de defunción para que Cali reaccionara, han sido necesarios tres años para empezar a ver su recuperación y se requerirá la dedicación de las siguientes generaciones para hacer que esa montaña se mantenga con vida por siempre.

El de la Bandera es de esos cerros en los que se repite el patrón de destrucción impuesto por la minería ilegal, la indiferencia de la comunidad y la nula autoridad de quienes tienen la obligación de protegerlos de sus depredadores.

Por fortuna, el oxígeno le llegó cuando clamaba por una bocanada de aire. Las campañas emprendidas para recuperar sus lomas tuvieron eco, al fin el ejercicio de la autoridad se impuso sobre quienes hicieron un gran negocio de la minería sin permiso y la CVC cumplió con su trabajo al destinar $5.000 millones para reforestar la montaña.

Hoy el Cerro de la Bandera es otra vez verde, mientras regresan a su hábitat natural las especies que antes lo poblaban.

Ahora hay que asegurar la continuidad de esa labor que ha dado sus frutos. De paso se debe preguntar qué impide repetir ese modelo de recuperación en los cerros tutelares caleños, agobiados por las invasiones, la erosión y el descuido, que amenazan con generar nuevas tragedias.

Así como el de Las Banderas, Cristo Rey y las Tres Cruces se merecen una oportunidad de vida.

VER COMENTARIOS
Columnistas