De nunca acabar

De nunca acabar

Marzo 18, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La minería ilegal en los Farallones de Cali parece un mal eterno que no tiene cura.

Según el Dagma a la más importante reserva natural de la región otra vez están llegando personas provenientes de Cauca y Nariño para reabrir los socavones que con tanto esfuerzo se han podido clausurar en los últimos años.

Tan grave como ello es que, de acuerdo a lo que ha manifestado la entidad ambiental del Municipio, la explotación minera ilícita la estarían promoviendo líderes comunitarios de la zona.

Si así está pasando, quiere decir que no han sido suficientes las acciones emprendidas por las autoridades para recuperar el Parque Nacional de las manos de quienes han convertido en negocio el arrasar con los recursos naturales.

También demuestra cómo el incumplimiento en la instalación de los puestos de control anunciados hace varios años en diferentes puntos de los Farallones, así como la condescendencia que se ha tenido con quienes protestan cada tanto por esa decisión, ha abierto las puertas a nuevas invasiones o a que vuelva la minería ilegal.

Ahora se espera que las autoridades recuperen las zonas donde se están presentando estos nuevos hechos y que no se permita atentar más contra los recursos naturales ni se pongan en riesgo las fuentes de agua que nacen en esa gran reserva y de las cuales se abastece buena parte de los caleños y de los vallecaucanos.

VER COMENTARIOS
Columnistas