De nuevo la barbarie

Septiembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Fueron 14 los policías que resultaron muertos en Doncello, Caquetá, luego de que las Farc detonaran 23 cargas de explosivos al paso de la patrulla en que se transportaban. Los terroristas, no contentos con ese acto de crueldad, ametrallaron y desmebraron los cuerpos de los uniformados para después rociarlos de gasolina e incinerarlos. Este acto de barbarie supone una violación al Derecho Internacional Humanitario que prohíbe el uso de armas no convencionales y la comisión de actos de sevicia y violencia desmesurada.Y por eso debe ser condenado como un acto salvaje e inhumano.Las víctimas eran colombianos que cumplían su deber de proteger la vida de sus conciudadanos.Sí las Farc quieren obtener espacios de diálogo que tanto demandan, que primero demuestren su voluntad de paz y abandonen el discurso hipócrita en el que hablan de ella mientras asesinan con sevicia.

VER COMENTARIOS
Columnistas