De malas

De malas

Marzo 08, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Que el Gobierno Nacional decidiera trasladar a otros municipios los $10.000 millones destinados a la construcción del Centro de Reclusión para Menores en Tuluá es consecuencia de la falta de gestión de la Gobernación del Valle.A cinco cartas enviadas por la Alta Consejería Presidencial para la Seguridad y Convivencia el Departamento no contestó ninguna. Así, la responsabilidad de perder la oportunidad de tener un nuevo centro de rehabilitación para los jóvenes infractores recae en la desidia para resolver un problema que afecta a todo el Valle.No solo porque nunca definió un terreno para su construcción sino porque tampoco hizo la tarea de convencer a la ciudadanía de la buena intención del proyecto.Así, mientras las autoridades regionales dejen perder unos recursos valiosos, la delincuencia juvenil y la reclusión de los menores infractores seguirá siendo un drama para el Valle.

VER COMENTARIOS
Columnistas