De la demanda al negocio

Mayo 31, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Al Valle se le tiene qué explicar cómo y por qué se le otorgó un contrato para la venta de licores a una persona que tiene demandado al Departamento.La Industria Colombiana de Licores, a la que se le autorizó comercializar productos propios como aguardiente y ron, fabricados en su planta del Chocó, pertenece a Francisco Aristizábal, el mismo dueño de Dimerco, la empresa a la que en el año 2005 se le revocó por incumplimiento su contrato de distribución con la Industria de Licores del Valle.Aunque el señor Aristizábal interpuso una demanda por $45.000 millones en contra del Departamento, proceso que sigue sin resolverse, no tuvo ningún problema en hacer otra vez negocios con el Valle.Ni los funcionarios de la Gobernación como el gerente de la ILV, la entonces Secretaria de Hacienda y la Directora Jurídica, en darle el aval bajo el argumento de que los impuestos al licor le generarán más ingresos al Valle. ¿Algo explica tanta incoherencia?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad