De impunidad a lesa humanidad

Julio 08, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El crimen del director de El Espectador Guillermo Cano, asesinado en 1986, sigue en la impunidad absoluta. Tal como ocurre con los de Luis Carlos Galán, Álvaro Gómez Hurtado, los pasajeros del avión de Avianca volado en 1989 y tantos otros personajes asesinados por el terrorismo y la debilidad del Estado. Ahora, y en la misma línea de prolongar la impunidad, un juez elevó a la categoría de lesa humanidad el crimen de Guillermo Cano. ¡Claro que todos son de lesa humanidad! La pregunta es si eso permitirá descubrir lo que no se pudo investigar en 24 años.Está demostrado que estos crímenes se dieron por la incapacidad del Estado para proteger la vida de quienes eran amenazados por el terrorismo, y por la feroz arremetida de los criminales.Y lo que ahora se demuestra es la incapacidad del Estado para descubrir a los autores y castigarlos. Por eso no basta con declarar un crimen, cualquiera que sea, como de lesa humanidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad