Cuentas alegres

Cuentas alegres

Junio 02, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

Cinco meses después de entrar en vigencia el cobro de la tasa por congestión para quienes quisieran evitar las restricciones del pico y placa, es claro que las expectativas del municipio no van a cumplirse.

De los 14.800 vehículos que la Secretaría de Tránsito esperaba se acogieran a la medida, apenas un millar lo han hecho mientras que de los $38.000 millones de la meta de recaudo para este año sólo se han recibido $1340 millones, suma que si acaso llegará a $4.000 en diciembre.

En plata blanca eso significa apenas un 10% de lo que se pretendía recaudar para inyectarle recursos al Sistema de Transporte Masivo, que fue la razón para lo cual se tomó la medida.

Ahora, sabiendo que será imposible cumplir con ese objetivo, hay que preguntar cómo se llenará el déficit que quedará en el presupuesto del MÍO o cómo se obtendrán los $34.000 millones que no se podrán recaudar.

También habrá que analizar si es cierto que frente a esa medida y por el adelanto de una hora en el pico y placa de la mañana, muchos caleños compraron un carro adicional para evitar el pago de un impuesto.

Lo que ha sucedido deja como lección que los presupuestos no se pueden hacer basados en cuentas alegres porque se pueden convertir en un descalabro para las finanzas de entidades como el Sistema de Transporte Masivo.

Y que nada se gana con crear expectativas que no responden a las realidades de una ciudad como Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas