Crisis eterna

Crisis eterna

Febrero 18, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La crisis de los hospitales San Vicente de Paul y Raúl Orejuela Bueno de Palmira no tiene cuando acabar.Ni la intervención de la Superintendencia de Salud desde mediados del año pasado, ni la orden de fusionar los servicios de las dos instituciones para hacerlos más eficientes, han funcionado.Los problemas siguen siendo los mismos: las EPS que incumplen con los pagos y les ponen trabas a las órdenes de los pacientes; manejos administrativos ineficientes y la indiferencia estatal que lleva ya años.Lo que es más grave porque el San Vicente de Paúl es un hospital de Nivel II que atiende a la población de Palmira y de municipios cercanos como Pradera, Florida, y Cerrito que sufrirían las consecuencias de su cierre.De paso se le trasladaría un problema más al Hospital Universitario del Valle al que llegaría la mayoría de pacientes del San Vicente de Paúl y del Raúl Orejuela, y que tampoco ha podido superar su crisis.

VER COMENTARIOS
Columnistas