Crimen espantoso

Crimen espantoso

Enero 22, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

No es la primera vez que Colombia muestra su indignación ante un caso tan aberrante como el de Juan Carlos Sánchez, autodenominado ‘el Lobo Feroz’.

El hombre persiguió, engañó, maltrató y violó a más de 500 menores entre los 8 y los 14 años de edad, filmó sus crímenes y comercializó los videos en diferentes países.

Lo que hizo Sánchez, considerado uno de los peores pederastas de la historia, debe llevar a la sociedad a hacer varias reflexiones.

La primera es sobre cómo actuó la Justicia colombiana: Juan Carlos Sánchez fue arrestado en el 2005 luego de ser denunciado por seis de sus víctimas, pero fue dejado en libertad por vencimiento de términos.

Sí, el suyo es un caso más en el que la administración judicial falló; sin embargo, hay que preguntarse qué hizo la sociedad para evitar que actos tan execrables siguieran sucediendo.

En tantos años cometiendo abusos, alguien tuvo que ver algo que lo implicara, sin embargo nadie más denunció, nadie hizo nada para que pagara por sus delitos.

Casos como este deben producir el rechazo ciudadano así como su movilización.

Nadie debe callar frente a hechos que parecen aislados pero son conductas antisociales.

Es responsabilidad de todos reaccionar frente a esos crímenes, denunciar a quienes los cometen y exigir a las autoridades, sobre todo a la Justicia, que actúen a tiempo y con la firmeza necesaria para que nunca más se repitan atrocidades las que cometió Juan Carlos Sánchez.

VER COMENTARIOS
Columnistas