Cortina de humo

Enero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La instalación de puestos de control o ‘peajes’ que anunció el presidente Nicolás Maduro en todos los pasos fronterizos con Colombia, como estrategia para combatir la inseguridad, no es la solución a la violencia que padece su país. El número de crímenes y delitos en Venezuelas, que la tienen como la más violenta del mundo, son consecuencia de la incapacidad que ha demostrado el régimen chavista para manejar la situación. Lo que ha sido aprovechado por la delincuencia para ganar más espacio, alentada en buena parte por la licencia que les ha dado la ‘revolución bolivariana’, en nombre de la cual incluso se ha incentivado al pueblo a armarse. Por eso, sin desconocer que las fronteras puedan ser utilizadas por delincuentes o por organizaciones criminales, y que el control es necesario, la orden del presidente Maduro no es más que otra cortina de humo para desviar la atención sobre su responsabilidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas