Contrato absurdo

Diciembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

¿Cómo puede ser posible que el gerente de una entidad oficial adjudique a dedo un contrato de publicidad por 24 años sin consultarle a la Junta Directiva y sin realizar los estudios que analicen el negocio y fijen parámetros que protejan el interés público? Pues eso acaba de ocurrir en Metrocali: aprovechando lo que considera atribuciones sin límites, su presidente, Luis Eduardo Barrera, le entregó a la empresa recaudadora de pasajes la publicidad en las estaciones del MÍO. Y sin ningún reato de conciencia, afirmó que su equivocación estuvo en la “falta de socialización”.Pero al presidente de Metrocali se le olvidó que estaba entregando un enorme negocio de una entidad pública, a una empresa que, como el Siur, no tiene experiencia alguna en manejo de publicidad. Por eso, Barrera debe responder por lo que hizo. Y los entes de control deben actuar para proteger los intereses de Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas