Contradicciones

Noviembre 14, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El comunicado con el cual el bloque occidental de las Farc reconoce su autoría en el asesinato de dos guardas indígenas de Toribío, está lejos de explicar lo sucedido.Su versión, según la cual integrantes de la comunidad Nasa persiguieron a los guerrilleros y sostuvieron con ellos una “lucha cuerpo a cuerpo” para despojarlos de las armas y detenerlos, contradice los testimonios de quienes presenciaron los hechos.A Daniel Coicué y Manuel Antonio Tumiñá las Farc los mató a quema ropa y a sangre fría, un crimen que sólo se puede calificar como de lesa humanidad.También deberían reconocer que quienes cometieron ese delito fueron perseguidos y capturados por la guardia indígena y no se entregaron por su voluntad.Los colombianos le reclaman la verdad a las Farc y que en lugar de usar las armas y el terrorismo den verdaderas muestras de paz.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad