Contra la libre expresión

Agosto 19, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Una cosa es pedir a los medios de comunicación que tengan mesura con lo que dicen y otra muy distinta que se silencie la información mediante decretos y leyes. Por eso, se equivoca el presidente de Ecuador, Rafael Correa, al prohibir la emisión de cualquier contenido referente a la amenaza de erupción del volcán Cotopaxi.Así su intención sea la de “no crear pánicos innecesarios” y “garantizar la seguridad ciudadana”, queda claro que esa decisión demuestra hasta dónde puede llegar Correa.Esa medida se puede aplicar a cualquier noticia o acontecimiento que el gobierno ecuatoriano considere de vital importancia, con lo cual silenciará a la oposición y las críticas de sus contradictores.Y si se silencia a la prensa y se limita la información, se estará anulando la posibilidad de que los ecuatorianos estén informados sobre lo que acontece en su país.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad