Contra la especulación

Contra la especulación

Junio 11, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Luego de semanas de negociación entre el Gobierno Nacional y la multinacional Novartis para resolver el conflicto por el precio especulativo del medicamento Glivec, utilizado para combatir el cáncer, fue imposible el acuerdo.Por esta razón, el Ministro de Salud tomó la decisión de declarar la molécula Imatinib, de la que se compone el fármaco, como asunto de interés público para poder fijar de manera unilateral un precio razonable que esté al alcance de los colombianos que lo requieren.Como ocurre con muchas de las medicinas que se comercializan en Colombia, el valor de venta de Glivec está por encima del de otros países y de las capacidades adquisitivas de la mayoría de pacientes nacionales. Para el Gobierno, cada tableta de 400 miligramos debería costar $57.000 y no los $129.000 que hoy cobra Novartis.Frente a la especulación que se da en medicamentos esenciales, el interés público debe primar sobre el ánimo de lucro, sin que ello implique causarles pérdidas a los dueños de las patentes o a la industria farmacéutica.Es lo que hace el Ministerio de Salud al tomar su decisión, sin desconocer el derecho que tienen las multinacionales a conservar la propiedad intelectual y las patentes sobre los medicamentos que han desarrollado, así como a tener una retribución por sus investigaciones.Con este precedente, se defiende a quienes padecen de enfermedades graves, se ejerce la autoridad y se evita que siga la feria de la especulación con medicinas indispensables para la salud de los colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas