Contra el crimen

Agosto 03, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Por el daño ambiental y social que ocasiona, a la minería ilegal no se le puede dar tregua.Más aún cuando se sabe que es fuente de financiación de la guerrilla, los paramilitares y las Bandas Criminales, organizaciones a las que les deja $7 billones libres cada año, además de la depredación y los problemas de orden público que afectan a las comunidades.Por eso, es importante que, por fin, se adopte una política para combatir el negocio que destruye las selvas, y capturar a quienes lo promueven.La reforma anunciada por el presidente Santos incluye que la Policía Nacional podrá ejercer como autoridad ambiental, hacer decomisos y suspender esta actividad.Es de esperar que se actúe con decisión para proteger el ecosistema, el patrimonio más valioso de la Nación, además de cortar de raíz uno de los negocios más lucrativos para la delincuencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas