Condiciones degradantes

Condiciones degradantes

Febrero 25, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

No contar con lugares de reclusión adecuados ni con la capacidad necesaria para recibir a los infractores menores de edad es un problema que el Estado lleva muchos años sin resolver.Es lo que sucede en Cali, una ciudad con altos niveles de delincuencia juvenil, donde son enviados a centros de detención provisionales con condiciones degradantes para un ser humano.El ejemplo está en los 22 adolescentes hacinados en el Centro Transitorio de la Fiscalía, donde no tienen en qué dormir, no les suministran alimentos, ni cuentan con las facilidades mínimas para su aseo personal y su salubridad.La obligación del Estado, en especial del Departamento y el Municipio, es garantizar un trato digno a los menores infractores.Que no se les olvide a los responsables de ese servicio que el sistema penitenciario fue concebido para rehabilitar a los infractores y no para vulnerar sus derechos humanos.

VER COMENTARIOS
Columnistas