Con tono político

Febrero 27, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Aunque será recordada por el error al momento de divulgar el premio a la mejor película, la entrega de los premios Óscar estuvo marcada por un tono político.

A través del evento, fue evidente la crítica al gobierno de Donald Trump por las medidas que ha propuesto en contra de los inmigrantes y contra su discurso.

Y fue clara la intención de defender la libertad de expresión y los derechos humanos.

Así lo demostró el actor mexicano, Gael García Bernal, quien al presentar el premio a Mejor Corto Animado aprovechó para decir: “Como mexicano, como latinoamericano, como un inmigrante trabajador, estoy en contra de cualquier tipo de muro que quiera separarnos”.

Y se ratificó en la entrega del premio a mejor película extranjera al director iraní Asghar Farhadi, quien no asistió como protesta al veto que el presidente de los Estados Unidos trató de imponer a inmigrantes de siete países musulmanes.

Por eso, en algunos sectores de la crítica se afirmó que el premio a ‘Moonlight’ como mejor película, fue influenciada por su contenido y mensaje dirigidos a denunciar el racismo, el desconocimiento de la libertad sexual y la violencia.

Como ha ocurrido a lo largo de la historia en la industria cinematográfica de los Estados Unidos, es evidente su peso en la opinión de ese país y ahora su decisión de actuar como un factor de oposición al presidente Donald Trump y sus polémicas actuaciones.

VER COMENTARIOS
Columnistas