Carimagua

Marzo 12, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con la entrega de 17.000 hectáreas de la hacienda Carimagua para a 500 familias de desplazados se les devolvió la esperanza de un futuro mejor.Al revertir la adjudicación de 38.000 hectáreas a testaferros del polémico dirigente pereirano Habib Mehreg, el gobierno corrige un error enorme, justificado de manera inexplicable en la calidad de los suelos de la región. Ahora, a los nuevos propietarios de Carimagua se les deben brindar el apoyo, los recursos y el acompañamiento que necesitan para poner a producir esas tierras y asegurar su permanencia en ellas. Y si bien hay que apoyar a los empresarios agrícolas, el Estado debe evitar que personajes como el ex senador Mehreg se aprovechen de los programas que deben beneficiar a los campesinos verdaderos. Así se podrá lograr que el apoyo del Estado al campo cumpla con el propósito social y económico que lo justifica.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad