Carcelazo injusto

Septiembre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Es vergonzoso que el gobernador del Valle, Ubeimar Delgado, tenga que pagar tres días de cárcel por culpa de las omisiones de la administración anterior. El arresto se debe a la falta de respuesta a un derecho de petición de anticipo de cesantías enviado por un empleado, que al no ser respondido oportunamente se vio obligado a interponer una tutela.Al tampoco recibir respuesta un juez no tuvo más remedio que dictar medida de desacato.La Gobernación actual, después de percatarse del incumplimiento, pagó el adelanto de cesantías a quien lo estaba solicitando. Sin embargo, Delgado que no ha cometido ningún delito ni acción irregular deberá pagar por los errores de su antecesor.Es un descrédito que la tutela esté siendo mal empleada y en lugar de obligar a los verdaderos responsables a responder por sus acciones, lo haga un Gobernador elegido hace sólo tres meses.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad