¿Calidad educativa?

Septiembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con ocho programas de salud cancelados por el Ministerio de Educación, la Fundación Universitaria San Martín está obligada a buscar una solución para quienes están matriculados en esas carreras. Pero también debe explicar por qué permitieron que por tanto tiempo siguieran funcionando pese a incumplir con las normas que regulan los convenios docencia-servicio. Ahora los estudiantes, que se matricularon en carreras de salud creyendo que eran legítimas, son lo más perjudicados.A pesar de que la sanción del Gobierno dicta que no se pueden matricular estudiantes nuevos en ninguna de las carreras canceladas, queda la duda de la calidad educativa que reciben quienes ya lo están. Aunque el Ministerio de Educación tuvo sus razones para aplicar las debidas sanciones, debe buscar una salida que beneficie a los estudiantes y brindarles la seguridad de que los problemas internos de la institución no los afectará hacia el futuro.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad