Cada vez más cerca

Cada vez más cerca

Octubre 31, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La investigación sobre la posible injerencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos, sigue apretando la campaña presidencial de Donald Trump.

Ya se empiezan a hacer efectivas medidas como las órdenes de arresto domiciliario contra Paul Manafort y Rick Gates, dos de los hombres con más poder en su campaña hacia la Casa Blanca, acusados de doce delitos entre ellos conspiración contra su país y lavado de dinero.

Según el fiscal Robert Mueller, los detenidos fueron asesores del gobierno de Ucrania y de uno de los políticos más afines a Vladimir Putin, actividades que no registraron y por las que habrían recibido 70 millones de dólares no declarados.

Las sospechas también recaen sobre el papel de Manafort y Gates, por su cercanía a Rusia, en la manipulación de las elecciones con el fin de afectar a Hillary Clinton.

Más tardó en conocerse la orden, que Trump en deslindarse del asunto asegurando que las acusaciones se refieren a eventos ocurridos hace años, por lo cual no lo afectan.

Habría que preguntarle por qué si sabía de los antecedentes de sus colaboradores les permitió acompañarlo en su carrera hacia la presidencia, a Manafort como director de campaña y a Gates como asesor y organizador de los actos de posesión.

Si, como todo apunta, el propósito del fiscal especial Mueller es llegar hasta el fondo para descubrir la intrusión de Rusia en las elecciones estadounidenses, sus pasos lo llevarán cada vez más cerca del presidente Trump.

Y lo siguiente podría ser una acusación contra él ante el Congreso, lo que cambiaría la política de los Estados Unidos.

VER COMENTARIOS
Columnistas