Atención para Cali

Septiembre 03, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Está demostrado que lo sucedido en la Universidad del Valle el viernes anterior no fue una protesta estudiantil, ni mucho menos responde a las reclamaciones de la comunidad universitaria.Los disturbios y la violencia dejaron claro que se trató de una provocación, que llevó al asesinato del subintendente de la Policía José Libardo Martínez.Hay que reconocerles a las directivas de la Universidad su disposición al permitir la entrada de la Fuerza Pública a la sede de Meléndez para investigar lo sucedido, y para averiguar quiénes y con qué intenciones estuvieron detrás de los incidentes.Ahora hay que reclamar de las autoridades, de la Policía y del Gobierno Nacional la atención a unos hechos que son una demostración del terrorismo con el que se pretende amenazar a los caleños.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad