Así no

Así no

Marzo 15, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La protesta es un derecho legítimo que no puede ser coartado. Pero ese derecho no autoriza a alterar el orden público o incitar al vandalismo.Es inadmisible que durante los operativos de control a los buses tradicionales que circulan sin permiso por la ciudad ocurran desmanes como usar piedras, palos y cuchillos para intimidar a los agentes o causar daños a los vehículos del MÍO. Más aún cuando las protestas terminan con un saldo de siete personas, entre usuarios del Sistema y operadores del mismo, lesionadas por los actos de agresión contra el masivo. Nadie niega que los dueños de los buses tradicionales tengan derecho a expresar su inconformidad por las consecuencias que les traerá la decisión de acabar con el llamado paralelismo.Pero usar el vandalismo no es la manera de exigir una nueva negociación que atienda sus reclamos.

VER COMENTARIOS
Columnistas