Apoyo a Caloto

Septiembre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con su acostumbrada crueldad, las Farc trataron de impedir la celebración de las Fiestas Patronales en Caloto, Cauca.Sin reparos bombardearon con 180 granadas no convencionales los alrededores del pueblo con la intención de tomárselo.La oportuna intervención de la Fuerza Pública frustró sus planes.Esa es la cuenta de cobro que el grupo ilegal les pasa a los caloteños por haberse atrevido a marchar en protesta por el atentado a la Central Hidroeléctrica General del Cauca que dejó sin agua a 100.000 personas.Esos ataques contra el pueblo del que las Farc, cínicamente, dicen ser su ejército, no son más que una desesperada respuesta a la efectividad con que las Fuerzas Militares han venido desmantelando el imperio de terror y narcotráfico que esa guerrilla erigió en el Cauca.Ahora, el Estado y los colombianos debemos rodear a la gente de Caloto, para que las Farc vean que no están solos y se convenzan del repudio que generan sus prácticas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad