Amenaza a la salud pública

Julio 16, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Que en Cali funcionen mataderos clandestinos como los desmantelados esta semana a orillas del río Cauca, es un atentado contra la salud pública. Situación inconcebible en estos tiempos modernos, en los que la tecnología es aliada de la salubridad. Hay que preguntarles a los comerciantes y a las autoridades, dónde quedó su responsabilidad al permitir durante años la venta ilegal de carne.Y qué pasa con los controles sanitarios a las tiendas de barrio y a las plazas de mercado, que es donde los caleños acostumbran a mercar y en donde se comercializa el producto de las carnicerías ilegales. En eso deben concentrarse la Secretaría de Salud y el Invima, en vez de estar discutiendo sobre a quién le corresponde la responsabilidad. Que hagan lo que tienen que hacer para evitar la propagación de enfermedades en Cali como resultado de los mataderos clandestinos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad