Adiós, Facundo

Julio 11, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A Facundo Cabral lo silenciaron la violencia y la cultura mafiosa que el narcotráfico ha propagado en América Latina.A él, que habló de paz, de igualdad, de amor, en letras que eran poemas y que convertía en música para que les llegaran a todos.Su asesinato ocurrido en Guatemala es absurdo, y lo es más si, como dicen las autoridades de ese país, el atentado no iba dirigido en contra de Facundo sino del empresario que lo acompañaba.No sólo Argentina llora por la muerte de uno de sus artistas más queridos, que por generaciones transmitió los sentimientos de su pueblo.También la siente Colombia que lo acogió siempre con afecto, como lo hizo cada uno de los 163 países que recorrió con su música y su canto, hasta convertirse en ciudadano del mundo.En medio del absurdo de su crimen por esa violencia que rechazó con vehemencia con su música, Facundo Cabral deja como herencia sus canciones, cargadas de tanto sentido y sentimiento.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad