Acto demencial

Marzo 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La revelación de las autoridades francesas sobre lo que realmente pasó con el Airbus 320 de la aerolínea Germanywings, filial de la compañía alemana Lufthansa, es aterradora. Todo da entender que el copiloto alemán Andreas Lubitz, de 28 años, estrelló voluntariamente el avión contra los Alpes franceses al accionar el botón de descenso luego de que el piloto lo dejara solo en la cabina por unos minutos.Si bien no se sabe la razón por la que Lubitz tomó esa decisión, la conclusión de la Justicia francesa es que su única voluntad era destruir el avión que cubría la ruta Barcelona-Dusseldorf.Y aunque queda el consuelo de que las 150 personas a bordo se dieron cuenta de lo que ocurría solo segundos antes del choque, lo que pasó es demencial y desolador para sus familias.Ahora habrá que esperar la respuesta de la aerolínea luego de conocerse la causa del siniestro.

VER COMENTARIOS
Columnistas