¿A quién representa?

¿A quién representa?

Agosto 17, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

No hay duda de que Vanessa Mendoza cumple con los requisitos legales para asumir la curul de las comunidades negras en la Cámara de Representantes, como lo confirmó el Consejo Nacional Electoral.

No obstante, tras su elección hay una serie de hechos y situaciones que es imposible pasar por alto.

Como que la disputa por la curul tardara tres años en resolverse o que a quien eligieron en principio las comunidades negras, permeadas por la politiquería, fuera una persona que no los representa.

Peor aún, que quien llevará su vocería en el Congreso de la República solamente haya obtenido 547 votos, como es el caso de Vanessa Mendoza.

Aunque la exseñorita Colombia tiene un derecho adquirido para ocupar esa curul, es necesario preguntarse si 547 votos le dan el carácter de representante.

¿Qué legitimidad puede tener un congresista con tan precaria votación, cuando el último censo del Dane reveló que las comunidades negras en Colombia están cerca de los cinco millones de personas?

Por eso y además de darle posesión a la señora Mendoza, es momento para reconocer que tan precaria votación desvirtúa la esencia de la representación popular.

Además, el Estado debe revisar las normas que regulan la representación de las minorías y la posibilidad de que ejerzan su derecho a elegir sus representantes.

Porque algo debe estar ocurriendo para que miembros de circunscripciones especiales decidan no participar.

VER COMENTARIOS
Columnistas