A escucharlas

Diciembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La necesidad de proteger sus tierras y a la naturaleza de la depredación que causa la minería ilegal ha sido más fuerte que el cansancio de las caminatas, la espera por respuestas o a las amenazas. Es el ejemplo que hoy da un centenar de mujeres del norte del Cauca, quienes decidieron alzar su voz contra aquellos que invaden sus terruños, destruyen sus ríos, fauna y flora, y han llevado hasta ellos la violencia.A esas mujeres, que caminaron 500 kilómetros hasta Bogotá, se atrevieron a ocupar el Ministerio del Interior y no se resignan a ver como las “retros” arrancan sin piedad su tierra, hay que atenderlas y darles soluciones.Su protesta y las de sus comunidades deben tener respuestas, que les devuelvan la tranquilidad, les ayuden a conservar sus tradiciones y les proteja de las amenazas que padecen.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad