Y llegó Chávez

Y llegó Chávez

Abril 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"La retórica del Presidente vecino no se hizo esperar cuando se habló de reactivar el comercio: al calificar de extraordinario el encuentro, se comprometió a levantar el intercambio “al nivel que teníamos”, es decir, US $6.000 millones anuales en transacciones".

Luego de superar los problemas de transporte que hace una semana le impidieron cumplir su cita con el presidente Juan Manuel Santos, llegó a Cartagena el Primer Mandatario de Venezuela, acompañado de un abundante séquito de funcionarios y, según se notó, ansioso por lograr acuerdos con Colombia. Fue una jornada intensa que dejó muchos anuncios a la espera de hechos que los conviertan en realidades.“Saludos de este corazón grancolombiano a la amada Colombia, a la madre Colombia, hoy 9 de abril, una fecha bolivariana de unidad”, fue el efusivo saludo del ex coronel Presidente de Venezuela, quizás tratando de rememorar el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. Con ello marcó el inicio de una jornada intensa, que empezó con la llegada de dos aviones y culminó con grandes expectativas, creadas por la actuación de la diplomacia colombiana al sentar a Chávez con el Presidente de Honduras.El detalle de la evocación al inmolado líder liberal y la sangrienta y destructiva revuelta que lo siguió, fue ignorado, a juzgar por la cantidad de convenios que se firmaron. Fueron 16 acuerdos en materias como la reactivación del casi extinguido comercio bilateral, el desarrollo de la infraestructura y la integración fronteriza, la búsqueda de una salida al Océano Pacífico para Venezuela, y el combate al narcotráfico. La retórica del Presidente vecino no se hizo esperar cuando se habló de reactivar el comercio: al calificar de extraordinario el encuentro, se comprometió a levantar el intercambio “al nivel que teníamos”, es decir, US $6.000 millones anuales en transacciones. Para ello, y frente al obstáculo que significa el que Chávez retirara a su país de la Comunidad Andina de Naciones y la imposibilidad de lograr un convenio bilateral antes del 21 de abril, su vigencia fue prorrogada por tres meses. Por supuesto, no era del caso referirse a la pérdida de confianza que generan tanto el incumplimento de los pagos a los exportadores colombianos como la incertidumbre que produce en Venezuela el marchitamiento a que el régimen bolivariano ha condenado la iniciativa privada. Como tampoco hubo alusiones, por lo menos públicas, a la incómoda situación que produce la presencia de cabecillas del ELN y de las Farc en el país vecino. La cumbre tuvo su momento culminante con la reunión del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, con el presidente Chávez. Por primera vez, en Cartagena se produjo el encuentro que, ojalá, permita superar los inconvenientes producidos por el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, miembro del Alba y cercano al Mandatario venezolano. Fue un suceso que puede ocasionar el reingreso a la OEA del país centroamericano y hace a la nueva diplomacia colombiana merecedora de reconocimientos por su efectividad en la reconstrucción de la solidaridad en el continente.Dentro de tres meses, los presidentes de Colombia y Venezuela se reunirán de nuevo en el país vecino para pasar revista a la agenda. Hay pues un nuevo estilo, el cual debería llevar a despejar las inquietudes de la inmensa mayoría de los colombianos sobre las verdaderas intenciones del chavismo y su jefe con respecto a nuestro país.

VER COMENTARIOS
Columnistas